Espectáculo basado en un texto de Peter Handke, con dirección de Miguel Garrido y música original compuesta por Carmelo Bernaola.

“El pupilo quiere ser tutor” es una pantomima dramática, en la que se muestran las relaciones entre un pupilo y su tutor, como metáfora del aprendizaje social. Pupilo y tutor conviven aunque son rivales. El pupilo envidia al tutor. Le admira, desea ser como él y quiere ocupar su puesto. El tutor vive cómodamente en el orden establecido. Ejerce su autoridad de patrón, dominando con su mirada y su presencia al pupilo.

Deja un comentario